lunes, 20 de agosto de 2007

Programa de Apertura de Monumentos en Castilla y León

Durante el fin de semana pasado, tuve ocasión de visitar varios lugares emblemáticos de la provincia de Soria, como El Burgo de Osma, San Esteban de Gormaz y Castillejo de Robledo. En realidad, la ruta respondía a un plan preconcebido de visita a lugares de gran importancia cultural, histórica y artística, como la Iglesia de Nuestra Señora del Rivero, la Iglesia de San Miguel, la Iglesia Parroquial de la Asunción y ¡cómo no!, la impresionante catedral de El Burgo de Osma. Mi sorpresa fue, y lo digo con respeto y en mayúsculas, ENCONTRÁRMELAS ABIERTAS. Llevo ya unos meses recorriendo la provincia, y la mayoría de las veces regreso a Madrid con la sensación de que me falta algo, y sobre todo, con un desagradable dolor en la nariz de tantas puertas como me he encontrado cerradas.

Es por eso que quiero aprovechar la oportunidad para manifestar mi gratitud a la Junta de Castilla y León por la iniciativa -bajo el eslógan 'Restauramos y abrimos en verano'- de dar la oportunidad a mucha gente de poder acercarse a visitar numerosas ciudades y pueblos de Soria y regresar a su lugar de origen con la gratificante sensación de haber visto realmente algo digno de ver, y no sólo la fachada. Sean extensivas, pues, mis más afectuosas felicitaciones por ello.

Pero de igual manera que reconozco y aplaudo las iniciativas que lo merecen, considero también como una obligación manifestar mi más profundo pesar y queja, por la manera como se están restaurando ciertos elementos de un Patrimonio que nos pertenece a todos, aunque Soria tenga la enorme fortuna de poder decir con orgullo que una parte importante de éste se encuentre dentro de los límites de su provincia.

Baste, como ejemplo, la 'restauración' del capitel del claustro de la Iglesia románica de Nuestra Señora del Rivero (siglo XII) -situada en San Esteban de Gormaz- que se muestra en la fotografía.

Sinceramente, Señores restauradores de la Junta: ¿no creen Vds. que han dejado ahí un 'patito feo' que, por desgracia, nunca llegará a convertirse en cisne?. ¿No creen que hubiera sido mejor haberlo dejado como estaba, que hacer un elemento extraño, desvirtuador del conjunto?. ¿Es que acaso son Vds. igual de bárbaros, que esos otros indeseables que, por poner un ejemplo, han grabado a cincel en la pared de la ermita de San Bartolomé, su nombre y la fecha de su visita?.

¡Por favor, no destruyamos más nuestro Patrimonio!.


Para todas aquellas personas interesadas, que no dispongan de folleto informativo, les anticipo aquí las fechas y horarios:


'El periodo de apertura de este programa será del 15 de julio al 15 de septiembre de 2007, en horarios de martes a domingo de 11:00 h. a 14:00 h. y de 17:00 a 20:00 h.'


Y por supuesto, para mayor información:



Tfno.: 902 20 30 30

1 comentario:

Diario de un burgense dijo...

Me alegro que hayas podido disfrutar de la Catedral de El Burgo de Osma, y espero que con un poco de suerte tambien disfrutaras de sus fiestas patronales...
Saludos.
Diario de un burgense