sábado, 15 de noviembre de 2008

Medinaceli: la tradicional fiesta del Toro Jubilo


Todo está preparado. Como viene siendo costumbre desde tiempo inmemorial, en Medinaceli todo está dispuesto para lo que se podría considerar como el mayor acontecimiento del año: la tradicional fiesta del Toro Jubilo. Apenas son las tres de la tarde, pero a juzgar por el aforo que se puede ver en sus bares y restaurantes, la gente acude a ésta emblemática población soriana, con la idea de asistir a algo espectacular.

La Plaza Mayor, donde está preparado el pequeño ruedo, éstá poco menos que desierta, si exceptuamos los puestos levantados junto al Aula Arqueológica y los ocasionales vendedores de bocadillos y perritos calientes. En los soportales de la hermosa Plaza Mayor de origen renacentista, aún puede verse algún que otro vaso -más o menos lleno- que denota los pormenores de una fiesta que comenzó ayer viernes, coincidiendo con el fin de semana.

Será a partir de las 23,30 horas de la noche, cuando se den cita alrededor de unas tres mil personas, entre las que se cuentan, también, numerosos detractores y, según información recogida en el periódico El Mundo - Diario de Soria, 'el festejo será seguido muy de cerca por representantes del Partido contra el Maltrato Animal'. De hecho, las manifestaciones en contra, organizadas por dicho partido, comenzaron hace unos días. Y es que, guste o no, la tradición del Toro Jubilo es una fiesta que cuenta cada vez con más personas en contra. Buen momento, pues, para la polémica.


video

4 comentarios:

Lima dijo...

Guardo un mal recuerdo de esta fiesta porque la única vez que la he visto en directo murió una persona. Este año parece que los perodistas se van a cebar con el tema. A mi, honestamente, me parece que hay cosas más prioritarias que prohibir el toro jubilo.

juancar347 dijo...

Para ser sincero, a mi este tipo de fiestas no me gustan. Me refiero a las taurinas en general. Pero estoy de acuerdo contigo, creo también que hay cosas más prioritarias de las que preocuparse y ocuparse.

BARUK dijo...

Hombre, todo es relativo.

Seguro que para el toro no hay cosa más prioritaria que esa.

juancar347 dijo...

Es cierto, Baruk. Por desgracia, el toro no puede elegir; y quienes pueden hacerlo en su lugar, no lo hacen porque -guste o no- es una tradición que por desgracia, también tienen muy arraigada. Yo supongo que al final será la Unión Europea quien termine eligiendo por el toro y más tarde o más temprano, se ponga fin a esta fiesta y a otras similares, pues no olvidemos que Medinaceli no es el único caso