domingo, 26 de abril de 2009

Descubriendo el Valle del Jalón: la peculiar fuente de Chaorna

Situada en las afueras del pueblo, en un punto de privilegio desde el que contemplar la frontera natural formada por prados y tierras de labrantío y la enorme extensión de sabinares que se prolongan más allá de Judes e Iruecha, la curiosa fuente de Chaorna, cuyos caños distribuyen en originales cascadas un agua cristalina que nutre al pueblo, constituye uno de esos lugares especiales que enseguida traen a la memoria multitud de recuerdos atávicos, que hacen referencia a culturas que nos precedieron hace milenios.
Tal es el caso de los celtas -no ajenos a la zona-, y su fascinanción por fuentes, lagos y ríos, a las que poblaron de seres mitológicos que premiaban o castigaban a los hombres dependiendo de sus acciones.
Tenemos, por ejemplo, el caso de las ondinas, cuyas peculiaridades han llegado hasta nosotros en forma de leyendas y de cuentos que, en el fondo, no dejan de darnos una lección acerca del choque que en ocasiones se produce como resultado de la unión del hombre y la naturaleza. Matrimonio y lazos que generalmente se rompen cuando uno altera la armonía y la otra actúa en consecuencia.
{}


video

2 comentarios:

Lima dijo...

Menuda fuente. Solo le faltan unos cuantos trasnos divirtiéndose como si fuese un parque acuático. Seguro que se escondieron al verte llegar

juancar347 dijo...

Sí. Es una pena, porque es un lugar realmente hermoso, digno hábitat de un sin fin de criaturas legendarias. Basta sólo con apreciar los extensos sabinares que hay entre esta población y la siguiente, Judes, para darse cuenta de ello.