domingo, 13 de junio de 2010

Nódalo

Hablar de Nódalo, es hablar de un pueblecito tranquilo y apacible en apariencia, situado entre montes, a apenas una veintena escasa de kilómetros de la capital soriana. Como en todos los pueblos, por regla general, en Nódalo también hay un perro ladrador, que te persigue con la frenética insistencia de sus ladridos, le hagas caso o no. Pero en un principio, cuando salí de Calatañazor y vi el cartel, recordé unos sencillos y curiosos capiteles que hace tiempo el buen amigo Lima colgó en su inestimable blog El Ojo de Soria, y que, aparte de captar mi atención, también captaron la atención de unos entrañables amigos. La ocasión, pues, para visitar Nódalo, la pintaban calva.
Situada sobre un altozano, a mitad de pueblo, aproximadamente, la iglesia de San Miguel apenas conserva vestigios de su arcana cuna románica -ese arte al que algunos autores, probablemente iluminados, denominan como el estilo de la peregrinación- si exceptuamos la portada. No es nada infrecuente, tampoco, que tenga el pequeño cementerio adosado y un diminuto pradillo vallado, desde el que asomarse al microuniverso rural que la circunda, incluído el montículo donde los vecinos, por alguna razón de orgullo bien entendido, supongo, han colocado piedras blancas con el nombre del pueblo. De manera, que éste se puede ver en la distancia...


6 comentarios:

Baruk dijo...

Tras tanto tiempo "creando" un halo de misterio, por fin podemos ver con certeza lo que escondía Nódalo. Gracias Juancar por las fotos y por la entrada.

Un abrazo


**

juancar347 dijo...

Hola, Baruk. Yo no me apresuraría a restar misterio a esa iglesia y ese lugar: falta entrar en su interior. Pero en fin, es posible que en cualquier otro viaje se presente la oportunidad. Hasta entonces, prefiero seguir pensando en el misterio. Un abrazo

Javier Soria dijo...

Veo que has estado por mi pueblo, agradezco tu relato.
El interior de la iglesia la verdad es que no guarda ningún misterio, destaca una muy bien consevada pila bautismal, el retablo no tiene mucho interés ya que la iglesia se quemó y con el incendio se perdió todo su valor.

Quedas invitado el 10 de agosto, festividad de San Lorenzo.

Un abrazo

juancar347 dijo...

Hola, Javier. El agradecido soy yo. En primer lugar, por tu amable invitación que, lamentándolo en el alma, este año no podrá ser, pues por esas fechas estaré ruteando por tierras palentinas. Y en segundo lugar, porque aportas datos de interés que me gustaría, si es posible y te animas, ampliaras en cuanto te sea posible. Por ejemplo, cuándo fue el incendio y cualquier otro dato relativo a Nódalo que tengas a bien describir. Gracias otra vez, y un fuerte abrazo.

PANCHO dijo...

Mi tatarabuelo (Hernandez) fué el último de mí familia que habitó en Nodalo, su hijo emigro a principios de SXX. En el 2007 tuve la posibilidad de hacer una visita rápida a la aldea. Enhorabuena por el reportage

juancar347 dijo...

Hola, Pancho. Gracias por tu amable comentario. Me alegro que te haya gustado el reportaje, aunque supongo que Nódalo no habrá cambiado mucho desde tu visita en 2007. Dentro de la despoblación que sufre una provincia como Soria, algunos pueblos, aunque pequeños, siguen manteniéndose, y desde este punto de vista, a Nódalo parece que le queda mucha vida todavía.
Saludos cordiales