viernes, 23 de julio de 2010

Rello, genuino sabor medieval

El rollo de Rello es de yerro, asevera el refranillo popular, refiriéndose al rollo jurisdiccional del siglo XVI y único en su género, que se levanta en la Plaza Mayor. Pero lo más interesante de este pueblecito, asentado sobre un altozano al sur de la capital y a mitad de camino entre la señorial Berlanga de Duero y la brujeril Barahona, es que aún conserva esa genuina magia medieval que consigue que una visita constituya, desde cualquier punto de vista, toda una experiencia.
Si bien es cierto que los caminos que conducen hasta este pequeño enclave medieval adolecen de una adecuada conservación -en la actualidad, parece que se están llevando a cabo trabajos de reacondicionamiento en la pista que parte desde Barahona- no es menos cierto, que adentrarser por ellos resulta siempre una auténtica aventura. Llanos, montes y quebradas apenas transitados ofrecen un atisbo de romántico aislamiento, de bohemia soledad que aumenta aún más, si cabe, el atractivo de este pueblecito, asentado a la vera del río Escalote, y situado, no obstante, también, a escasa distancia de Caltójar, y por supuesto, de esa enigmática y genuina maravilla de origen mozárabe, que es la ermita de San Baudelio.
Aunque la fortaleza y las murallas que rodean Rello datan del siglo XV, es posible que se levanten sobre algún tipo de fortín anterior; incluso sobre algún castro de origen celtíbero, pues no hemos de olvidar que en los alrededores se encuentran necrópolis y yacimientos arqueológicos que apuntan en este sentido. Recordemos, por ejemplo, el entorno de Conquezuela y las necrópolis de Miño de Medinaceli.

video

6 comentarios:

Lorien Old dijo...

Como siempre interesante entrada ... te adjunto enlace a mis fotografías de Rello para complementar:

http://lorienfotos.blogspot.com/search/label/Rello

juancar347 dijo...

Gracias, amigo Lorien. Con gusto veré esas fotografías tuyas. Saludos

Lima dijo...

Si no estuviera tan a trasmano, este pueblo tan regio sería mucho más conocido y alabado, pero de ser asi, tal vez las emociones no serían tan fuertes.
No se lo que se puede hacer para que estos sitios tan espectaculares se queden sin gente.
Un abrazo

juancar347 dijo...

Hola, Lima. No te falta razón, un pueblecito curioso, interesante, con sabor medieval...Los caminos que llevan a él no son nada buenos, desde luego, aunque sí espectaculares bajo mi punto de vista. Por lo que pude ver, la carretera que sale de Barahona está en obras; supongo que la ampliarán y asfaltarán. Lo de la gente, ya es otro cantar. Imagino que por estas fechas, sus varias casas rurales estarán a tope, aunque me queda la dicha de que cuando lo visité, a primeros de julio, no había absolutamente nadie. Creo que me crucé con tres personas en total, lo cuál, fue una auténtica gozada. Un abrazo

KALMA dijo...

Hola! ¡Qué bonito y no lo conozco! En un altozano, viendo todos los caminos, con toda la magia medieval, otro sitio que traes a mis ojos, para volar con mi escoba.
Un beso.

juancar347 dijo...

Hola, bruja. Desde luego, es un sitio recomendable para perderse. Con todo su sabor ancestral y unas vistas impresionantes. Además, está habilitado con varias casas rurales, centro social, etc. Supongo que en la actualidad, una bruja no tendría muchos problemas. Ahora bien, en la Edad Media...¡uff, huele a quemado!. Un abrazo