martes, 15 de enero de 2008

En todos los sitios se cuecen habas


Afirmaba ese genial humorista que fue Gila -¿recuerdan una de sus célebres frases, 'hola, es el enemigo?'- que 'hay un filósofo debajo de cada boina'. También, que 'los sentimientos son como el culo, todos tenemos uno'. Indudablemente, este no es un blog político; ni pretende serlo; ni lo será nunca. En realidad, el que suscribe detesta la política, aunque ejerza sus derechos democráticos siempre que la ocasión lo requiera. Precisamente, desde una perspectiva democrática, considero como de una obligación fundamental, el respeto hacia los demás, tanto desde un punto de vista individual, como colectivo. Y tanto individual, como colectivamente, me he sentido defraudado, no dejando de preguntarme en numerosas ocasiones, cómo se gestionan mis impuestos y a dónde van a parar finalmente. Supongo que esta es la pregunta del millón. De manera que queda ahí, en el aire.
Sí me llamó la atención -y lo dejo de manifiesto como curiosidad en la presente entrada- ver el Ayuntamiento de Almazán cubierto de pintadas, cuyo contenido, inmediatamente me recordó los numerosos casos de corrupción destapados entre algunos funcionarios del Ayuntamiento de Madrid. De ahí el título. Como no es mi intención tomar partido, prefiero no saber qué grupo político gobierna en el Ayuntamiento de Almazán; de esa manera, tampoco me hago cábalas acerca de cuál es la tendencia política de la persona o personas que han hecho las pintadas. Pero sí quisiera dejar constancia, al menos -y en eso deberían aprender muchos periodistas, con todo mi respeto, a la hora de buscar titulares- que en España, por fortuna, aunque nos falten muchas cosas y la corruptela esté a la orden del día...¡aún nos sobra ingenio!.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ay, sí, ingenio tenemos, amigo Juancar, el problema es que a menudo lo enfocamos hacia la picaresca.

un abrazo desde Tiermes!

juancar347 dijo...

Es verdad, en eso creo que somos bastante buenos y hemos tenido extraordinarios maestros. Un abrazo