lunes, 24 de noviembre de 2008

De portadas para afuera: la rosa románico-gótica de El Burgo de Osma

'La Catedral Románica, comenzada por San Pedro de Osma, tuvo corta existencia, pues, en el siglo XII, fue casi totalmente destruída, para levantar la gótica, amasada con las ruinas sacrificadas de aquélla...'.
[José Arranz Arranz: 'La Catedral de El Burgo de Osma', guía turística, editada por el Ilmo. Cabildo de S.I. Catedral, 1995]

Sus orígenes son humildes, románicos, remontándose en el tiempo a los siglos XI y XII. Posiblemente, ya naciera en los sueños de San Pedro de Osma, acunados cuando aún éste predicaba en una ermita de la cercana ciudad de Uxama -se supone- y cuyos restos todavía no han sido localizados. De desigual fortuna en la vida, y de similar manera a como acontece con los seres humanos, la catedral de El Burgo de Osma fue medrando desde sus orígenes, aumentando sus dimensiones, su fortaleza, su aspecto y su poder con el paso de los años.
Diferentes estilos fueron sucediéndose, pues al primigenio románico pronto le siguió el gótico, el barroco, el renacentista...hasta llegar a nuestros días, convertida en una auténtica Fortaleza Artística, salvaguardada por docenas de cámaras y visitada anualmente por miles de turistas, las huellas de los flashes de cuyas cámaras -siempre furtivas en el interior- aún parecen iluminar, en parte, la fría solidez de sus milenarias piedras.
Como rosa mística de conocimiento -portadora, entre otros, de ese arte goético que tanto apasionaba a Fulcanelli- la catedral mantiene incólume el reto encaminado a descifrar sus secretos, sus infinitos misterios; constituyen estos las espinas de la rosa; esas con las que se topan constantemente historiadores y curiosos, los mismos que recogen el guante lanzado por esas figuras, por esos símbolos en apariencia perfectos, pero también grotescos, que les contemplan incólumes desde esa otra realidad pétrea que el cantero cinceló, posiblemente con la mejor de sus intenciones, y nunca mejor dicho, perdóneseme la redundancia.
Esto me trae a la memoria, una pequeña anécdota que me aconteció el sábado pasado en Ayllón. En la misma puerta de la iglesia barroca de Santa María la Mayor -en realidad, se trata de un híbrido, pues en su construcción se utilizó la piedra de gran número de iglesias románicas, cuya huella aún se puede ver a poco que uno se de una vuelta observando sus muros- le pregunté al párroco -que previamente y con gran amabilidad me permitió sacar algunas fotografías en el interior- si conocía algunas casas antiguas encima de cuyo umbral se observaran 'símbolos extraños'. Con una sonrisa, no desprovista de una gran amabilidad, también, me contestó que no. Pero refiriéndose a los símbolos, me dijo:
- Los símbolos nunca son extraños; simplemente, ocurre que a veces no los entendemos.
He ahí la cuestión.
Generalmente, cuando nos detenemos a admirar la estética de estos auténticos centros pétreos de Cultura y de Saber -así, tal cuál, con mayúsculas- enseguida nos vemos deslumbrados por una visión generalizada y de conjunto. Pocas, muy pocas veces nos detenemos a observar, fijando nuestra atención en los pequeños detalles.
En ocasiones -sobre todo si hemos planificado de antemano la visita- portamos, junto con las cámaras y el cuaderno de notas, una guía que nos 'oriente', pero que raras veces satisface con garantías nuestro deseo de profundizar, de ir más allá de lo frío, estricto y oficialmente establecido.
{}

6 comentarios:

Baruk dijo...

...La "rosa románico-gótica" del Burgo de Osma...

Está bien el nombre, sugiere que lo contemplemos con mayor detalle y delicadeza.

Aunque es tan enorme y lleno de ornamentos, que no terminas núnca

...y eso, como tu dices, sólo de portadas para afuera!!

Un abrazo

juancar347 dijo...

Sí, es un título acertado de Julio Llamazares. Me lo recordó el amigo Lima en una de las últimas entradas de su blog: http://ojosoria.blogspot.com
Un abrazo

Anónimo dijo...

Juancarlos, muy acertado el titulo que das a la catedral de mi pueblo.
Ademas he de decirte que has tomado tomas de detalles que yo nunca me habia fijado antes.
Lo dicho estupendo el video.
Saludos/jose M.

juancar347 dijo...

Son portadas asombrosas. Habría que tener la mentalidad de Freud para descifrarlas. Cada figura tiene su propia idiosincracia, con lo que puedes imaginarte, José Mª, que los detalles son múltiples.

Diario de un burgense dijo...

Que grande que eres Juancar. No dejas de sorprenderme con tus videos. Esta vez has conseguido mostrar rincones que hasta ahora no me habia fijado antes...

Un saludo desde Diario de un burgense.

juancar347 dijo...

Gracias por el cumplido, amigo burgense; pero es totalmente inmerecido. Grande es este país, y esa provincia que son, en realidad, los que tienen grandes cosas para mostrar y de las que gozas y aprender. Un abrazo