domingo, 22 de marzo de 2009

Edades del Hombre: Camino a San Baudelio


Apenas queda poco más de un mes para que Soria se engalane mostrando al mundo una nueva etapa de las Edades del Hombre, la segunda celebrada en la provincia. Como he dicho en otras ocasiones, la ermita de San Baudelio será una de las sedes de la exposición, junto con la concatedral de San Pedro -donde se están realizando obras de remodelación a marchas forzadas- y la ermita de San Miguel, en Gormaz, donde hace algún tiempo se descubrieron unas magnificas pinturas románicas.
Ruta mágica donde las haya, la ermita mozárabe de San Baudelio constituye, sin duda alguna, el punto neurálgico desde el que visitar una tierra -la de Berlanga- cargada de Historia y Tradición. No en vano, por allí pasaron personajes de la relevancia de el Cid Campeador o Almanzor, el denominado 'azote de los reinos cristianos', que se supone que falleció no en Medinaceli, como se considera 'oficialmente', sino en Bordecorex, un pequeño pueblecito situado en las inmediaciones, muy cerca de la vecina población de Caltójar.
De los tiempos de Almanzor, aún se conserva en Bordecorex una atalaya sarracena, mientras que en Caltójar se puede visitar una auténtica joya del románico: la iglesia de San Miguel, entre cuyas curiosidades, destacan las marcas de cantería localizadas en el interior del ábside.
Recomendable, así mismo, es una visita a la villa histórica de Berlanga, donde -aparte de otras maravillas históricas que el viajero puede descubrir con facilidad- acceder al interior de la Colegiata de Nª Sª del Mercado, no deja de ser toda una aventura, incluso a pesar del agresivo aspecto del 'terrible lagarto' disecado y colgado de la pared, junto a la entrada, que Fray Tomás trajo de las Indias.
No muy lejos de Berlanga, a unos 10 kms aproximadamente, y en dirección a Soria, el pueblecito de Andaluz ofrece -previa cita con Rosa Mari- otro excelente exponente del románico de la zona: la iglesia de San Miguel Arcángel. Sobre ella, se recomienda visitar el pequeño museo anexo a la iglesia, que en otros tiempos formaba parte de una galería porticada, con motivos verdaderamente interesantes en sus capiteles.
No obstante, y por si la aventura no fuera suficiente, a apenas una treintena de kilómetros, se puede disfrutar de una ciudad histórico-cultural de considerable relevancia: El Burgo de Osma, así como también, 15 kilómetros más allá, de uno de los espacios naturales más sobresalientes de la provincia: el Cañón del Río Lobos, y por supuesto, la ermita templaria de San Bartolomé.
Ánimo, pues, y a disfrutar de la aventura inmersos en un acontecimiento de especial relevancia, como son Las Edades del Hombre.

video

2 comentarios:

Lima dijo...

y lo bonito que está el campo por estas fechas...
Yo, como la colegiata de Soria es copia de la de Berlanga, habría hecho la exposición en Berlanga y asi las tres sedes habrian quedao mas a mano.
Y otro año la podrían haber preparado en Soria capital...
¡cosas mías!

juancar347 dijo...

No hubiera sido mala idea. Claro, que a lo mejor a Mª Jesús le hubiera dado un síncope por tener que encender la luz en la Colegiata durante mucho rato. No, en serio, hubiera estado muy bien.