sábado, 9 de enero de 2010

Matanza de Soria

'La historia contiene a menudo secretos para los que no vale expurgar crónicas ni pergaminos, porque las incógnitas de sus más profundos motivos siguen ahí, dando cuenta de ciertas realidades que -hoy lo mismo que ayer- permanecen sin documentar, como fruto que son de un secreto transmitido de viva voz, perdido en el silencio de los claustros o de los viejos salones de piedra...'.
[Juan García Atienza: 'En busca de la historia perdida', Editorial Martínez Roca, 1983]

*******
Dado que una parte fundamental de ese testimonio oral al que se refiere Juan García Atienza, se deforma con el paso del tiempo, engrosando -bien por fantasía, bien por exageración- ese maravilloso mundo de sueños y quimeras que son las leyendas, sería imperdonable por mi parte, no comenzar la presente entrada señalando, precisamente, el origen legendario de este curioso pueblecito, situado a una distancia aproximada de 15 kilómetros de una importante población, como es San Esteban de Gormaz.
En efecto. Cuenta la leyenda, que cuando Almanzor se retiraba de Calatañazor -encaminándose hacia Medinaceli, herido de muerte- en este preciso lugar -tomado al asalto por la niebla e incluso por las ocasionales ráfagas de agua-nieve en ese, mi último viaje por el momento, acaecido el día después de Año Nuevo- un grupo de cristianos le salió al paso, desarrollándose una cruenta batalla, que sembró estos campos de muertos y heridos. Fueron precisamente estos quienes, si hemos de hacer caso a lo que afirma la leyenda, fundaron el pueblo, llamándole, en honor a los desastres de la guerra, Matanza de Soria.
Si esto es cierto, podemos aventurar, entonces, que la historia de este pinturesco lugar se remonta, cuando menos, al año 1002, fecha de la famosa batalla donde el extraordinario caudillo musulmán perdió el atambor, o lo que es lo mismo, la buena estrella que le había acompañado hasta entonces, y de hecho, también la vida. Esto último, acaeció en el mes de agosto, siendo todavía un formidable enigma saber si lo hizo efectivamente en Medinaceli o rindió cuentas a Alá en otro notable pueblecito, como asevera la tradición,cercano a Caltójar y a un lugar tan emblemático como San Baudelio de Berlanga: Bordecorex.
Posiblemente, por el hecho de concentrarse en ésta parte lo que bien podría considerase como el románico más antiguo de la provincia, resulta paradójico comprobar, asi mismo, que es, en mi opinión, una de las zonas donde mayor genocidio artístico se ha cometido, hasta el punto de que en algunos pueblos apenas quedan huellas significativas de este Arte, que llenó la Península de belleza, historia y saber ancestral.
La parroquial de Matanza de Soria, no es, desde luego, una excepción. No obstante, a diferencia de la iglesia de San Andrés, en Fuentearmegil, ésta aún conserva su ábside semicircular, así como los sencillos canecillos originales que lo circundan.
Se encuentra situada en la parte más alta del pueblo, avistándose desde allí una panorámica realmente impresionante del lugar. Tal es así, que a poco que uno se entretenga en pasear la mirada alrededor, observará -aparte de una vega en la que proliferan pequeños huertos de tierra aterida por las heladas- otro de los detalles que caracteriza a la mayoría de los pueblos de la provincia: su progresiva pérdida de identidad arquitectónica tradicional.

11 comentarios:

Lima dijo...

La leyenda la refiere el padre Janariz, estudioso de la comarca, diciendo que el rey Ramiro derrotó al ejercito moro junto a la ermita de la Virgen de La Guía, y que desde entonces el pueblo que tambien se llamaba La Guía, paso a llamarse Matanza (a partir de 1916, Matanza de Soria porque hay Matanzas en Alicante, Coruña, Leon, Lugo, Murcia, Palencia, Salamanca, Santander, Tenerife y Las Palmas)

juancar347 dijo...

Lima, agradecido por esta interesante aportación. Un abrazo

KALMA dijo...

Hola! Siempre buscando, buscando... Hay varios pueblos que se llaman Matanza, en varios sitios, por desgracia, aunque si semejantes batallas, se produjesen en nuestros días, más que Matanza ¡Desaparecería del mapa!
Lo poco que queda de la iglesia, casi gastada o borrada, la ventana ¡Es preciosa! Un abrazo.

juancar347 dijo...

Muy cierto, Kalma. Esto puede que sea una buena prueba del por qué de muchos nombres de nuestros pueblos, por feos o desagradables que nos parezcan, pero Historia dura y pura. Lecciones del pasado que parece que olvidamos muy a la ligera en el presente.La ventana, desde luego,tiene su atractivo. Un abrazo

Anónimo dijo...

Efectivamente amigos. El Ser Humano ha sido (y continua) siendo proclive a "matanzas" y ademas creo va unido a nosotros y puede que incluso sin estas peleas andariamos todavia en los arboles.
No obstante la esperanza nunca hay que perderla.
Saludos cordiales/Jose Maria

juancar347 dijo...

La esperanza, José Mª, es lo último que se pierde, a pesar de saber de que la violencia que nos caracteriza es una cuestión de genes que no parece tener remedio. Lo que me da pena, es lo poco que en el fondo aprendemos de la Historia; en lugar de tenerla como referente, pasamos página y seguimos cometiendo los mismos errores de siempre. Un abrazo

Angel Almazán dijo...

Con motivo de la restauración de las pinturas murales de la parroquial de Matanza por SORIA ROMÁNICA, he escrito un artículo tratando de desentrañar algunos símbolos de sus pinturas murales.
Lo tenéis en http://www.soriaymas.com/ver.asp?tipo=articulo&id=2298

Salud
Ángel Almazán

Ana dijo...

Muchas gracias por el aporte. Se lo leeré a mi tía en el corrillo que se forma en verano delante de la peña de Matanza. Te animo a que vayas en semana santa al pueblo para conocer su peculiares coostumbres y procesiones. La reverencia de la cruz de cristo ante su madre (la virgen) cuando le ve llegar en la ermita, etc...

juancar347 dijo...

Gracias a ti, Ana. Admito cualquier historia o sugerencia que se me pueda aportar sobre Matanza y sus costumbres. De verdad que me gustaría poder asistir a esos eventos que comentas en Semana Santa, pero por desgracia, mi destino este año es otro. Desde luego, y en cuanto mejore el tiempo, tengo que volver a Matanza para terminar mi reportaje. Cualquier persona con la que pudiera contactar me vendría de perlas. Un abrazo

Anónimo dijo...

Juancar, felicidades por este post, he pasado muchos veranos en matanza y yo tambien animo a todo el mundo a que lo descubra porque tiene un encanto especial. un saludo

juancar347 dijo...

Hola, es un lugar al que tengo que volver; más que nada, porque cuando estuve no pude ver el interior de la iglesia, y siendo un cotilla profesional...Por cierto, ¿quién eres?. Un abrazo