domingo, 19 de septiembre de 2010

Santo Domingo: una borrachera de románico


Hablar de la iglesia románica de Santo Domingo conlleva, ineludiblemente, la obligación de reconocer, sin ningún género de cortapisas y tapujos, que nos referimos a una de las joyas indiscutibles no sólo de Soria capital, sino también, y de manera extensiva pero justa, de toda la provincia. Una joya que sirvió de colofón a una inolvidable jornada durante mi última visita a Soria, acaecida hace apenas una semana, en la que, aparte de poder gozar durante un breve espacio de tiempo de esa auténtica terapia natural que conlleva siempre acercarse hasta la ribera Saturiana del Duero, tuve ocasión, también, de penetrar en parte de esa hermética propiedad privada que es actualmente el antiguo monasterio templario de San Polo.
He de reconocer, por otra parte, que el calificativo de borrachera románica es una apropiación -espero que no considerada indebida- de una frase realizada en cierto momento por la persona amiga que me acompañaba, y que, de igual manera que un servidor, puso en riesgo sus cervicales en un digno -y espero que fructífero- intento por captar hasta el último detalle posible de algo tan magistral, que más que una portada, semeja, comparativamente hablando, toda una enciclopedia labrada en la piedra con una paciencia y una maestría merecedoras de elogio y, por supuesto, de admiración.
Hechos, pues, los deberes de conciencia y dejando para mejor ocasión la, en ocasiones, engorrosa labor de acudir a la wikipedia, sí que me gustaría comentar -siquiera sea, en forma de amigable tertulia de tasca en esas aburridas tardes de domingo antes de que comience el fútbol- algunos de esos detalles que, a fuer de mirar sin ver -como diría don Antonio Machado- forman parte de ese legado a la ciudad realizado por el rey Alfonso VIII con motivo de sus esponsales con Leonor de Inglaterra y también, justo es decirlo, en agradecimiento a haberle salvado el regio cuello cuando todavía era un niño.
Aún así, uno no deja de estremecerse cuando ve la matanza de los inocentes, sugerida al oído de Herodes por un diablo con bastante mala leche, todo hay que decirlo, teniendo en cuenta que, dado el carácter inestable de la fidelidad en la época, bien podía haberle alertado contra el guerrero que tiene al lado. Afortunadamente -y esto constituye un signo de prudencia en el cantero- el escudo de éste, no lleva la cruz de calatrava que se aprecia en los escudos de otros guerreros, situados no demasiado lejos.
Ahora bien, si en esto hemos de considerar que el cantero, a fin de cuentas, ejercía también el oficio de cronista, ¿qué pensar, entonces, de aquélla otra representación -puede que el oficio de paparazzi sea tan antiguo como el mundo- que muestra a tres personajes compartiendo cama?. ¿Y no parece una mujer el personaje que está en medio?. Reconozco que no estoy muy puesto en historia bíblica, y lejos de mi intención, pretender ofender a nadie; ¿podría tratarse, entonces, de una referencia a la historia del pobre Job?.
Lo que me sorprende -y cambio de tema, porque para escándalos ya tenemos a las principales cadenas de televisión-, es, no obstante, observar esa escena del calvario, donde Cristo es alanceado en ambos costados por dos legionarios romanos. Si uno es Longinos -recordemos que, con posterioridad, su lanza se consideró sagrada- ¿quién es el otro?. ¿Por qué ésta representación?. ¿Existe la posibilidad de una segunda lanza sagrada, aún no encontrada?.
En fin, habría muchos más detalles, desde luego; pero, por si quedaba alguna duda acerca del título de esta entrada y de que el románico, en el fondo, es un estilo artistico apasionante y sobre todo, ilustrativo, dejo para todo aquél que se acerque un día por la iglesia de Santo Domingo, la comprobación de cuanto digo y quién sabe, quizás nos sorprenda con sus propias conclusiones. Porque estoy seguro de que ni Santo Domingo, ni cualquier otro templo han dicho todavía la última palabra.


30 comentarios:

Syr dijo...

Un día que pasé por la tienda de Zara en Soria, me dí cuenta que enfrente de la esquina existía un templo románico tardío magnífico.
Contemplé que, junto a la influencia de las órdenes monásticas (cluniacenses, sobretodo), la internacionalización y la tradición regional que se mezclan y confunden en este templo soberbio, son más fruto de miembros de influyentes órdenes de caballería que, como la de Calatrava, pertenecían a una amplia capa aristocrática de carácter internacional, amante y receptora de elementos arquitectónicos franceses y que no dudaron en hacerse patentes plasmando su símbolo en los escudos de algunos capiteles.

En cuanto al "menage a trois" que comentas, amigo, a mí me dió la impresión de que se trataba de la representación del pasaje bíblico del Sueño de los Magos, donde el angelito de arriba les recomienda que no vuelvan sus pasos atrás para informar a Herodes del lugar exacto del Nacimiento, como habían prometido.

Y más que dos lanceros, yo creí ver representado el "abajamiento" del crucificado por su pariente José de Arimatea y otro, mientras figurillas angelicales portan utensilios para desclavarlo del madero.

Salud y románico

juancar347 dijo...

Hola, Syr. En efecto, eso mismo, referente al menage me comentó Alkaest; pero he querido hacer esta pequeña crónica de una manera espero que respetuosa, pero desenfadada, pensando que el románico es un arte que se presta a multitud de interpretaciones. Piensa por un momento: ¿cuántos, de los que vean la escena, no pensarán eso mismo, y cuántos, realmente, imaginarán el sueño de los magos?. Y es que el cantero tuvo un poquito de mala leche, porque no me dirás que el personaje que está en el medio, no parece una mujer. En cuanto al descendimiento, pues creo que puede ser como tú dices, desde luego, pero aquí también el cantero anduvo poco fino en mi opinión, pues observándolo da esta impresión; que le están alanceando por ambos costados, lo cual genera una controversia interesante. De las órdenes militares, es conocida su labor en pro del levantamiento de templos; este detalle al menos confirma una afirmación de Alkaest: que cuando se hizo esta iglesia, la orden de Calatrava ya existía. Gracias por tu comentario, que bien sabes que comparto y valoro. Un abrazo

KALMA dijo...

Hola! El Zara de Soria me resulta conocido, jajaja y Santo Domingo ¡También! Aunque nunca había oido lo de borrachera de románico, siempre me ha parecido especial, con muchos mensajes, similar al románico francés. Un beso.

juancar347 dijo...

Hola, bruja. Al contrario que vosotros, yo no conozco Zara. La frase, como digo, fue una ocurrencia de Maese Alkaest; y no creas, que tanto símbolo, tanto mensaje, pues tiene su sentido, porque al final terminas embotado intentando atrapar hasta el más mínimo detalle. Influencia francesa, en efecto. No es extraño, teniendo en cuenta el trasiego que había entre España y Francia por esa época. Una joya, desde luego. Un abrazo

Baruk dijo...

Juancar, Juancar, el personaje que esta en medio parece una mujer porque en realidad... bueno tengo rollo pa rato, así que ya te lo contaré cuando nos veamos.


Besos
PD. Yo tampoco conozco Zara

**

juancar347 dijo...

Uy, uy, uy...Barukiña: me dejas en ascuas. Como espero que nos veremos pronto, esperaré. Pero que conste que vas a cantar hasta por soleares. Un abrazo

Alkaest dijo...

¡Ay compadre Juancar, si es que eres como un dolor de muelas!
Mira que te dije y redije, que esos tres no eran "un triángulo amoroso a lo bestia".
¡Que son los Magos!, te decía. ¡Que eso no es una mujer, sino un joven!, te decía. ¡Que no es un trío erótico con un joven, sino que uno de los Magos es joven!, te decía.
Y tú, erre que erre: "Pues esos tres..."
Así que, ahora, apechugas con todo lo que quieran decirte. Y poco será, para lo que te mereces por tu imprudencia temeraria.

Otrosí. Esa escena de los Magos, acostaditos, de tres en tres, siempre me trae a la memoria cierta lámina alquímica...

[Posdata. Todavía me duele el cuello, por culpa de tanta fotografía. Y por culpa mía, que olvidé el trípode].

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Hola, compadre Alkaest. Lo tuve en cuenta, a la hora de escribir la entrada. Pero me basé en lo que supuse que opinaría la mayoría de personas que se percataran del tema. Como le comenté a Syr: ¿cuántos crees, realmente, que adivinarían el tema de los Magos y cuántos más, no crees que pensarían precisamente en un menage a trois?. Por supuesto, me responsabilizo y me hago de todo lo que se me pueda decir al respecto, apechugando con este desliz literario. Un abrazo
P/D: gracias por la pista.

Malvís dijo...

Bueno, compadre, to eso está pero que mü requetebién. Pero ¡ a lo que vamos¡. ¿ Tú conoces el Zara de Soria?. Porque me paece a mí que aquí sólo Kalma ha reparado en la importancia del mensaje "artístico".

juancar347 dijo...

Pues que se sepa que tomo nota. Dada la expectación levantada, prometo hacer un reportaje de Zara la próxima vez que pase por Soria...

Alkaest dijo...

Al inefable Syr, no le nubla el entendimiento un buen copazo de "Anís del Simio", y sin embargo pierde todo resto de raciocinio cuando habla de "Zara".

Esto viene a cuento de su "intempestiva" interpretación de la escena de crucifixión, citada por Juancar. Dice el compadre Syr, que el segundo "lancero" no es otro que el bueno de José de Arimatea, "abajando" el crucificado...

Falso. Si tuviera mejor memoria del mítico libro judeo-cristiano, recordaría Mateo 27, v-48:
"Y enseguida uno de ellos fue corriendo a tomar una esponja, la empapó en vinagre y, sujetándola a una caña, le ofrecía de beber".
Y Juan 19, v-33-34:
"Pero al llegar a Jesús, como le hallaron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza".

Eso, y no otra cosa, es lo que se representa en esta escultura. La doble escena, auna la caña con vinagre, citada por Mateo, con la lanza de Longinos, citada por Juan.
Eso, si se acomoda al relato mítico judeo-cristiano, donde nunca se dice que José de Arimatea llevase lanza, ni caña, ni mucho menos que iniciase el descenso mientras estaban "alanceando" a su admirado profeta...

A ver si manifestamos un poquito de sensibilidad simbólica, y menos cachondeo con las tiendas de moda... Que luego, tenemos muy presta la lengua para desbaratar opiniones ajenas, en conciliábulos de taberna... Dicho sea, con todo respeto y cariño, hacia los conspiradores.

Salud y fraternidad.

KALMA dijo...

Lo que no cabe duda es que cuando Amancio Ortega es de las mayores fortunas del país, es por algo... por ser el maestro de obras con Zara, jajaja.
Y sin bromas, debe de ser un gran placer, disfrutar de maravillas del románico, como "Santo Domingo", en vuestra valiosa compañia y vuestros dispares conocimientos: Malvís, Alkaest, Baruk y Juancar.
¡Buenas noches! Y un beso.

Syr dijo...

Tiene suerte este canalla Caminante que ha logrado "emborracharnos" con unas imágenes de su vídeo y se está haciendo millonario en comentarios.

Sí señor. Y aquí estamos el Alkaest y el menda, mano a mano con una copita de anís discutiendo sobre si es abajamiento o lanzada con la sopa de vinagre.

Y yo, que me enroco en mi teoría, porque visto lo visto, a menos que no lo veáis, no aparece figura con vestimenta de soldado por ninguna parte, sino unas figuras con la probidad que sólo otorgan los años y túnicas que llevaban los miembros de alta escala social y política.
José de Arimatea era miembro del Consejo y pidió a Pilatos el cuerpo de su pariente Jesús ( Mateo 27,57; Marcos 15-42; Lucas23,50 y Juan 19-38) quien accedió a su entrega tras confirmar el centurión su muerte, siendo ayudado en el abajamiento de la cruz por Nicodemo.

Según la historia, los lanceros romanos ( y Longinos lo era), aprendían a manejar la lanza con la izquierda, pues eso permitía en el cuerpo a cuerpo, atacar al enemigo por la derecha, que era la parte menos protegida ya que solía protegerse el lado del corazón con el escudo.

Según el análisis científico de Delage y de Barbet, el análisis de la sábana santa, prueban que el cadáver de Cristo sufrió la lanzada en el costado derecho.

Según la patrística (san Agustín, en su “Ciudad de Dios” y San Francisco) hablan de “latere dextro”, flanco derecho.

Y es que, aunque es muy común situar el corazón a la izquierda del tórax, la realidad es que ocupa una posición mediana y anterior y reposa sobre el diafragma, detrás de los pulmones y del peto óseo intercostal, en el mediastio anterior, con lo que sólo su punta queda situada netamente a la izquierda, mientras su base supera por la derecha el esternón. Sólo así puede explicarse científicamente que manara del costado agua y sangre, porque si los muertos NO SANGRAN, la hoja del lancero debió penetrar entre la quinta y sexta costilla, se abrió paso a través de la pleura, atravesó el pulmón y el pericardio y llegó hasta la aurícula derecha. Y en la aurícula derecha se encierra, AUN DESPUÉS DE MUERTO, sangre líquida y en la envoltura exterior, un líquido acuoso llamado hidropericardio.

Siguiendo la tesis de Alkaest, Longinos debería ser el situado a la derecha del Cricificado y blander la lanza con la izquierda. Y sin embargo yo, ahí veo un selor calvo con túnica política más que un lancero.


Salud y románico

juancar347 dijo...

Bruja, una apreciación de oro, la que haces del 'maestro de obras' de Zara, de la que un servidor toma nota pues, visto lo visto, me ratifico en mi intención de sacar un pequeño reportaje de Zara la próxima vez que pase por Soria. Y no te falta razón en cuanto a tu segunda apreciación; doy fe de que jamás conocerás un grupo más afín y apasionado del tema que este, te lo digo por experiencia y por lo mucho que la experiencia de estos fenomenales 'piraillos' me ha reportado personalmente. Un abrazo

Syr: aquí el Canalla Caminante: ¡touchez, amigo!. Pero mira el lado positivo del asunto, que no es ni en el fondo me preocupa (aunque los blogs viven de ellos) el número de comentarios; piensa más bien (y en esto, que me lancen todas las pedradas que quieran) en que todas, absolutamente todas estas aportaciones harán (estoy seguro de ello) que los posibles visitantes que los lean y tengan la oportunidad de ver o volver a ver la iglesia de Santo Domingo, lo harán con otros ojos y seguro con otras perspectivas. Y otra cosa, seguro que Amancio Prada estará encantado con la publicidad gratuita que le estamos haciendo. Un abrazo...y deja algo de anís pá los demás, joer.

Alkaest dijo...

Mira compadre Syr, "toito te lo consiento", menos citarme la Sábana Santa, como elemento de prueba y mucho menos como elemento de autoridad...

Y no busques lógica histórica en lo que es, claramente, representación simbólica. El Magister, donde debía figurar "una de romanos", se ha limitado a poner "una de sayones". ¿Que tú esperabas ver, unos preciosos centuriones y legionarios, a la manera de los pasos de Semana Santa? Pues lo siento, pero debes ir a otro templo, en este no hay.
Y su ausencia figurativa, no desvirtúa el sentido de la narración escultórica.
Para más detalles, ver mi blog "Laberinto Románico", y la entrada que, al respecto, estoy a punto de hacer.

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

En lo que a mí respecta, y llegados a este punto, me temo que no me queda otra que interpretar el papel de Pilatos; es decir, tirar la piedra -como ya he hecho- y lavarme las manos, que por algo soy un canalla caminante. Eso sí, en cuanto salte la alarma, me voy corriendo a ver esa entrada que ya se estaba haciendo de rogar...

Syr dijo...

Pues mientras las haces ( digo, la entrada) sugiero mirar la representación para poder comprobar que de ser el de la izquierda un soldado (su vestimenta no lo acredita) con la caña de la esponja de vinagre, su altura está al costado y no junto a la boca, mientras que los angelitos de "machín" parecen portar utensilios para desclavar.

Y si lo científico no sirve como elemento de prueba por tratarse de simbología, invito a contemplar el siguiente episodio reproducido en la arquivolta, donde el Magister respeta el tempo del relato bíblico y representa a Jesús ya bajado de la cruz y dándole sepultura. Y en el siguiente, con cronología simbólica del relato, aparece depositado en el sepulcro.

Y tú, Caminante, no corras. ¿ No ves que si llegamos a las manos necesitaré a " mi primo de Zumosol"?.

Salud y románico

juancar347 dijo...

Vaya que no: salgo ahora mismo a buscar a ese primo de Zumosol que creo que con el paro que hay, se ha ido el hombre a la vendimia. Lo que es seguro -y con esto pretendo llevarme los mamporros que me correspondan- es que con vuestros comentarios, estáis demostrando algo esencial: se esté o no de acuerdo, la simbología románica es apasionante. Y estoy totalmente convencido de que si tuviéramos la oportunidad de poder examinar detalladamente todos y cada uno de los elementos que conforman esta extraordinaria portada de Santo Domingo, descubriríamos más de un gazapillo. Un abrazo a los dos

Alkaest dijo...

Lo "científico" no sirve, cuando parte de una base falsa: o sea, que la presunta "sábana" procede del siglo I, y que "estuvo en contacto" con el cuerpo del profeta judeo-cristiano.

Y, a partir de ahora, me niego a polemizar sobre dicho "objeto", que hablar de él siempre suele traer cola, por lo general de carácter desagradable, a causa de los integristas sectarios que pululan a su alrededor.

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Estoy de acuerdo. El tema de la Síndone, y sin ánimo de hacer un chiste, tiene sus espinas. Ahora bien, hace algún tiempo estuve indagando por un pueblecito despoblado de las tierras altas, cierto paño con un rostro santo, que se veneraba en la iglesia. Lo digo simplemente como anécdota, pues no sólo resulta complicado hablar de la síndone, sino también de las numerosas reliquias de este tipo repartidas por esos pueblos de Dios...

Syr dijo...

Pos visto lo visto, ya que no deseas entrar "al trapo", no nos queda otro remedio que quedar con Kalma un día de rebajas en Zara de soria y echarle un vistazo a ese templo románico de enfrente.

Salud y románico

juancar347 dijo...

No, si al final la que va a ganar va a ser Kalma, que nos va a liar a todos para ir a comprar trapos al Zara de Soria....¡El Amancio Prada ya podía ponernos en nómina,leche!

Syr dijo...

Y que conste, Caminante, que no se pasa por alto el hecho de que frente a las tesis de Delage y de Barbet, también conozco las de Chistrpher Knight y Robert Lomas sobre el parecido de Jacques de Molay con el rostro de la sábana de Turín.

Es que ¡ en esto de echarla cara al asunto, soy de la ciudad del Santo Rostro¡.


Salud y románico

juancar347 dijo...

Mi querido Syr, conozco, si no las tesis que me citas -fuentes que agradezco de veras- sí al menos las teorías relativas de asociación del supuesto Santo Rostro con el rostro del último Gran Maestre templario. Pero te aseguro que no pensaba en eso cuando he hecho el anterior comentario. Es más, también te puedo decir que incluso la literatura de ficción lo ha utilizado como argumento en el desarrollo de la trama. Me refiero a novela, claro está. Y no es que tengas rostro, jodío, pero sí la suficiente simpatía como para parecer que lo tienes...

Syr dijo...

Ya sabía que te referías en general al tema de las reliquias. Y en eso ( que se aparta tangencialmente del tema) estoy de acuerdo.

A modo de ejemplo de indico algo ya sabido por tí, pero que no deja de tener su aquél. Como monumento a lo absurdo y disparatado, os puedo decir que hay constancia de veneración a la reliquia de la punta del dedo índice del Espíritu Santo, a los cuernos de Moisés, a las plumas de San Gabriel y al sudor de San Miguel en su pelea con el Diablo, un frasco del aliento de Jesucristo, sudor del Niño Jesús, media docena de prepucios del Niño Jesús, leche de la Virgen, pechos de Santa Águeda, más de 500 dientes de santa Apolonia, 17 brazos de San Andrés, 7 cabezas de San Felipe, sesenta dedos (doce de ellos índices) de San Juan Bautista, carne asada de San Lorenzo y 2 penes de San Bartolomé (mi favorito).

Salud y románico

juancar347 dijo...

No seas perverso y no dés ideas en tiempos de crisis, que bien sabes que el mercado de las reliquias fue un negocio muy próspero durante la Edad Media. Eso por no mencionar los elixires especiales que salían del polvo de las momias, etc, etc, etc...

Alkaest dijo...

Que el "polvo" de una "momia" produzca elixir... debe ser milagro de la "viagra", digo yo...

Y no quiero entrar en el ámbito profesional de Sigmund Freud.

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Bueno, quizá elixir no sea una palabra afortunada, pero entiéndase como remedio o panacea universal capaz de curar hasta el reúma. Creo que de algo de este saben los de la Coca-Cola, a juzgar por el secreto de la fórmula y los efectos colaterales que deja en el estómago, pero ese ya es otro tema...

Malvís dijo...

Güeno, tíos, yasta bien de "chominás" que es la hora de la siesta. Asine, que cada uno a la cama y, golbiendo a Santo Domingo, que cada uno haga su menage a trois, pero no como los Magos sino con un/a rubio/a y un/a morena.

¡Que no tenís fin¡

juancar347 dijo...

Ea, pues, cada cuál a su menás...