jueves, 15 de mayo de 2014

Soria se hace camino al andar: Séptimo Aniversario


Se trata de una ñoñería, no cabe duda, pero también es un motivo de felicidad y orgullo saber que de unos orígenes inciertos, nació la Idea de una entrañable Criatura. Una Criatura muy especial, ávida por saber y sobre todo glotona, cuyo cuerpo, que el próximo sábado cumplirá la mágica cifra de siete años, continúa creciendo, alimentándose, también, de una lactosa muy especial: la Ilusión. Ilusión por recorrer esta provincia; ilusión por empaparse del polvo y del barro de sus caminos; de sus cierzos, sus heladas y sus terribles solanas, pero también de sus numerosas cualidades, de sus gentes y sobre todo, de sus inagotables maravillas. Una criatura suspicaz y cabezota que, como nuestro ilustre caballero de la Mancha, Don Quijote, está empeñada en derrotar a esos gigantes del desconocimiento, negándose a admitir otra idea que no sea aquella de que Soria Existe. ¡Y vaya si existe!
Pero qué puedo decir yo, que al fin y al cabo soy su padre... Salvo que me siento orgulloso de que Soria se hace camino al andar cumpla siete añitos y amenace con seguir cumpliendo algunos más. Porque a fin de cuentas, al cabo de estos siete años de existencia, hablar de Soria continúa siendo no sólo un orgullo, sino también, un auténtico placer.

4 comentarios:

Edelia dijo...

Como soriana que soy me siento orgullosa del trabajo que has realizado por los caminos de Soria y provincia, dando a conocer esos pequeños tesoros escondidos en lo mas profundo de la Soria rural ,tu información ha ayudado a muchos caminantes a preparar sus rutas ....mil felicitaciones

juancar347 dijo...

Edelia: trabajar duro como lo haces y tener esa habilidad y esa delicadeza innatas que tienes para coger un pincel y pintar como los ángeles, no sólo dice mucho de ti, sino que también es todo un referente para el pedazo de pueblo al que representas. Si alguien ha de quitarse el sombrero y sentirse orgulloso de tu amistad, no lo dudes nunca, ese sí que soy yo. Mil gracias y un fuerte abrazo

El Deme dijo...

Me encanta tu actitud Indiana Jones a la hora de visitar los pueblos de Soria: te pones en contacto con unos, con otros, entras en sitios que a la mayoría de la gente les pasarían desapercibidos, buscas secretos en tapias o en esculturas y sobre todo me has dado a conocer pueblecillos olvidados que, por lo visto, son de necesaria visita. Adelante Juan Carlos con tu espíritu literario y aventurero.
El Deme, un soriano en Madrid.

juancar347 dijo...

Hola, Deme. Gracias por tu comentario. Supongo que se me quedó marcada en el alma aquélla frase de Rudyard Kipling, que en su libro 'Kim, de la India', decía: Hay un mundo ahí afuera. ¡Ve y descúbrelo!. Creo que eso es lo que procuro, cada vez que abandono mi entorno y me embarco en la aventura de descubrir lugares y secretos. Unos y otros están ahí, a la vista, esperando que llegue alguien y les preste un poco de atención. Cómo lo haga y lo que diga de ellos, en el fondo no es importante: lo importante es que hable de ellos. Y Soria, como soriano que eres, sabes que es una provincia muy especial, que tiene lugares, gentes, maravillas y secretos para dar y tomar. El darlos a conocer y hacerlos más o menos interesantes, depende de cada uno, de su visión personal, de su grado de curiosidad y sobre todo, del interés que se ponga en el empeño. Un abrazo