viernes, 18 de julio de 2014

Rincones Mágicos de Río Lobos


'La naturaleza y sus ríos, sus lagos y sus paisajes eran también la expresión de la Madre Tierra, la Gran Madre...' (1)
 
Inmenso, misterioso, espectacular, sublime, inconmensurable, mágico, imponente, excepcional, grandioso, enigmático, misterioso, supremo, categórico, arcano, primordial, prolífico...la lista de adjetivos sería realmente interminable si tuviéramos que hacer un ejercicio gramatical que describiera las características de un lugar sorprendente que se extiende, como una enorme columna vertebral, a lo largo de una treintena de kilómetros, entre dos provincias muy determinadas de la Vieja Castilla, como son Soria y Burgos: el Cañón del Río Lobos.
 
Prácticamente desconocido para el público en general hasta su redescubrimiento por aquellos intrépidos investigadores de la España mágica y misteriosa a finales de los años setenta y principios de los ochenta, el Cañón del Río Lobos y las maravillas que encierra, han atraído la atención de un mundo que todavía cree en la vida más allá de las grandes colmenas urbanitas donde vegeta y labora en entornos viciados, pero donde ha adquirido, también, costumbres perniciosas que posteriormente exporta sin pudor.


A este respecto, no deja de ser una gran paradoja que mientras se habla de calidad de vida, relacionándola no sólo con el mundo socio-político sino también con el entorno en el que vive, aplique el lado más sórdido del cinismo, destruyendo, con una incomprensible falta de respeto y sensibilidad otros entornos naturales a los que debería venerar posiblemente de la misma manera a como lo hacían esas antiguas culturas pretéritas, como los celtas, a quienes tanto debemos y a los que en nuestra ignorancia, todavía continuamos llamando bárbaros, no como extranjeros, que era realmente el significado que a tal palabra le daban los supuestamente refinados romanos, sino como a salvajes.
 
Por eso, amigo lector, si te gusta lo que ves en estos vídeos y un día decides acercarte a este inconmensurable lugar y su fascinante entorno, recuérdalo muy bien: disfruta de esta maravilla que tan prolíficamente te ofrece la Madre Tierra, pero no te comportes nunca como un salvaje. Quién sabe, quizás hasta los Viejos Dioses que moran en el lugar, te bendigan por ello.

 
(1) Stefano Mayorca: 'Los misterios de los celtas', Editorial De Vecchi, S.A.U., Barcelona, 2009.

2 comentarios:

KALMA dijo...

¡Qué hay de nuevo! Continuando, este es mi sitio!!!! ¡Precioso el vídeo! Otro besote.

juancar347 dijo...

Me alegro que te guste, brujilla. Además, yo sé bien que a ti este sitio también te produce maravillosas sensaciones. Un abrazo