sábado, 9 de agosto de 2008

Conquezuela: Romería de la Virgen de la Santa Cruz


Extracto del cuaderno de notas. Sábado, 9 de agosto de 2008:

'9,30 horas de la mañana: ya hay algunos vecinos del pueblo preparando la ermita y vistiendo a la Virgen. Eso me da la oportunidad de charlar un rato con ellos y conocer cosas de este lugar, antiquísimo y sagrado.
Una mujer de edad avanzada, me cuenta cosas de cuando era niña y los campos que actualmente se ven de cultivo, eran antaño una laguna que, dadas las especiales características climáticas del lugar, hacían que sus aguas se helaran por completo, pues las nevadas, acusadas y fuertes, se prolongaban hasta el mes de mayo. Había que picar en la nieve y el hielo, para que el ganado pudiera pastar.
Hasta el momento, puedo dar testimonio de la amabilidad de esta gente, sencilla y campechana como pocas.
Me hablan de Agapito, supongo que una de las personas más longevas de Conquezuela, y de hecho, el que más cosas sabe. Estoy deseando conocerlo y entrevistarle.
Por otra parte, he de señalar que me siento a gusto entre ellos, y hasta el momento, no me he sentido extraño en absoluto.
Incluso un sitio tan sagrado y apartado como éste, ha sufrido robos y agresiones. Han robado lámparas antiguas y figuras de la ermita (algunas, según me dicen, encontradas y recuperadas en Alhama, en casa de un anticuario que, al parecer, tenía un buen negocio montado, sacando al extranjero piezas robadas); incluso la imagen de la Virgen de la Santa Cruz ha sufrido mutilaciones en sus dedos.
Es de resaltar, la devoción de éstas personas, así como el cariño que derrochan en los preparativos de la romería, cuidando hasta el último detalle. Bajo mi punto de vista, constituye una simpática estampa de esa España tradicional, bonachona y entrañable, que admiro profundamente.
La paz que aquí se respira, es impresionante. De alguna manera intuitiva, siento que estoy en un lugar especial. Y es una buena ocasión para desmitificar cuentos en los que incluso yo, por ignorancia, he participado. Me refiero, más que nada, a eso que mucha gente considera un altar prehistórico de sacrificios, cuando, en realidad, fue labrado por personas del pueblo con el fin de que sirviera de parapeto a la orquesta encargada de amenizar la romería.
Repito, no me cabe duda de que es un lugar especial, con los suficientes atractivos y detalles de interés, como para no necesitar añadidos de ninguna clase
También algunas de las pinturas que se consideran prehistòricas, han sido realizadas por pastores y gente del pueblo, que incluso han picado en sus paredes, ignorando lo que había en ellas. Todo, pues, se tiende a exagerar en el fondo; de ahí la importancia que tiene investigar sobre el terreno, y sobre todo, hablar con la gente del lugar.
Hay una tradición curiosísima: un árbol, en el interior de la ermita, que se decora con naranjas y limones, así como con roscones. Estos últimos, en número de ocho. Siempre ocho. Todavía no me han sabido explicar exactamente en qué consiste ésta original tradición, y por qué han de ser siempre ocho los roscones. Supongo que Agapito podrá contarme algo más, porque me parece algo muy interesante, además de ser una tradición que veo por primera vez en mi vida. ¿No es esto, en suma, suficiente testimonio del país multicultural y rico en matices y tradiciones, en el que vivimos?.
Merece la pena recorrer esta provincia; tragarse el polvo -en ocasiones molesto e inconveniente- de sus caminos, y mezclarse con su gente. ¿Cuánto no se puede aprender?. ¿Cuántas cosas interesantes descubrir?.
Me presentan a Agapito alrededor de las once de la mañana. A pesar de sus 78 años, es un hombre bien conservado, aunque padece un cierto grado de sordera. Cuando le comentan mi interés por el lugar, Agapito, abiertamente, pone a mi disposición los amplios conocimientos y la experiencia de toda una vida, que han hecho de él, no me cabe duda, un hombre sabio...

4 comentarios:

koborron dijo...

Pues que hable El Agapito cuanto antes.

Anónimo dijo...

ola juan carlos hoy dia 10 de agosto han abierto la ermita de arganza pues habia romeria voy a intentar hacer fotos y pasartelas saludos de eric

juancar347 dijo...

¡Qué lástima, Eric! Si lo hubiera sabido, me hubiera acercado. Sí que te agradecería las fotos que pudieras mandarme. Un abrazo

juancar347 dijo...

JK, espero que disfrutes con las entrevistas a Agapito. Un abrazo