lunes, 29 de septiembre de 2008

Soria: Historia, Tradición y Despoblación

'Habíamos pasado la infancia y la adolescencia juntos. Él se fue, como todos los muchachos de las ciudades pequeñas. Dijo que quería conocer el mundo, que sus sueños iban más allá de los campos de Soria.
Estuve algunos años sin noticias. De vez en cuando recibía alguna carta, pero eso era todo, porque él nunca volvió a los bosques y a las calles de nuestra infancia.
Cuando terminé los estudios me mudé a Zaragoza, y descubrí que él tenía razón. Soria era una ciudad pequeña y su único poeta famoso había dicho que se hace camino al andar...'.
[Paulo Coelho: 'A orillas del río Piedra me senté y lloré']

*******

No deja de ser curioso, cuando no espeluznante, me atrevería a decir, que un escritor foráneo, residente allende los mares, venga a describir tan bien, en una de sus novelas más conocidas, uno de los problemas -quizás el mayor de todos- que aqueja, como un mal endémico, a la provincia: la salida de su juventud en busca de un futuro mejor, y por consiguiente, la progresiva despoblación.

Esta falta de oportunidades, en una provincia que se caracteriza por su belleza, pero también por sus carencias, no deja de ser significativa, y a la vez, preocupante. Como significativo y preocupante es el hecho, sumamente doloroso, de que cada vez son más los pueblos que quedan a merced del viento y del olvido, hasta el punto de hacer de Soria una de las provincias con mayor índice de despoblación de España.

Lógicamente, esto conlleva el plantearse una serie de preguntas acerca de los poderes fácticos que gobiernan la provincia y de cómo éstos, gestionan y administran los recursos. ¿Realmente se hacen las inversiones que se debiera y en los lugares donde deben hacerse?.

Tal vez no sea suficiente, pero al menos me consta -según información del Heraldo de Soria- que el Gobierno ha destinado a Soria 237 millones de euros, un 9% más que el año pasado. Ahora bien, según otra información aparecida en El Mundo-Diario de Soria, 'la macrocárcel acapara 32 millones de euros, el doble que la Autovía del Duero'. ¿Qué ocurre con nuestros gestores?. ¿Cuáles son realmente sus prioridades?. Cualquiera diría que en lugar de una cárcel, se están invirtiendo 32 millones de euros en una urbanización de lujo, cuyas obras han sido adjudicadas a dos empresas de Alicante por 2,3 millones de euros. Es decir, que ni siquiera las adjudicaciones han recaído sobre empresas de la provincia.

Podemos suponer, también, que esto generará empleo. Ahora bien, ¿qué tipo de empleo?. ¿Mano de obra barata, o empleo cualificado?. Y esa cualificación, ¿será aportada por la provincia, o vendrá de fuera?. ¿Hablamos de la eterna cuestión del pan para hoy y el hambre para mañana, o por el contrario, pretendemos abogar por un empleo estable y de calidad que garantice un mejor desarrollo de la provincia?.

Dado el cariz que están tomando últimamente las cosas, en cuanto a las decisiones tomadas por el Ayuntamiento de Soria, relativas al aprovechamiento de lugares histórico-culturales de interés -como es el caso de Numancia, o incluso la aprobación de construir un tanatorio privado a orillas del Duero, en el Monte de las Ánimas- como lugares urbanizables...

{}

6 comentarios:

koborron dijo...

La despoblación implica la muerte civil de los pueblos, su desaparición física, con toda la carga negativa que esto implica: desarraigo, patrimonio abandonado al pillaje, desequilibrios territoriales
Yo digo que habría que tomar medidas desde arriba, ya que desde abajo es imposible hacer nada, antes de que la cosa vaya a mayores. La muerte de nuestros pueblos nos hace más pobres a todos.
Y lo peor de todo es que los que tendrían que poner remedio, que son los políticos, no reconocen el problema

juancar347 dijo...

Exacto, amigo. Ahí es a donde quiero llegar. Y me da mucha más pena todavía, porque siento ésta provincia como propia.

Anónimo dijo...

Triste video hoy Juan Carlos. Y lo peor es que desgraciadamente no tiene solucion o por lo menos no la tiene con la mentalidad que tenemos actualmente.
Solo pensamos en grandes inversiones, grandes proyectos etc etc y lo pequeño nada.
Yo en esto soy muy pesimista.
Saludos/Jose Maria

juancar347 dijo...

Lo sé, José Mª, pero si entre todos conseguimos hacer que se avergüecen todos esos que parecen anteponer sus intereses particulares a los de su tierra y sus paisanos, al menos podemos tener la esperanza de llegar a vislumbrar algo positivo en el futuro.

BARUK dijo...

'A orillas del río Piedra me senté y lloré'.. Hombre, tanto como espeluznante!

Ya lo dijo aquel otro sabio del que todos hemos oido hablar: "Nadie es profeta en su tierra" :)


Salu2

juancar347 dijo...

Cierto, amiga. Pero es que el tema se las trae. Gracias por tu visita y tu comentario. Saludos