lunes, 13 de abril de 2009

Viejos centinelas de piedra: castillo de Montuenga de Soria

Aún siendo ruinoso su estado y la dificultad que conlleva en la mayoría de los casos acceder a ellos, siempre resulta una aventura fascinante deambular entre sus muros y contemplar el entorno alrededor. No en vano, como medida de vigilancia y sobre todo defensiva, estos auténticos centinelas de piedra se levantaban en los puntos más elevados e inaccesibles.
Descansando sobre una bancada rocosa, el castillo de Montuenga de Soria calla una historia milenaria e indómita; una historia escrita en sangre, que sugiere tiempos difíciles. Tiempos de conquistas y reconquistas; de invasores árabes y reinos cristianos que comenzaban a reunificarse para expulsar de España al sarraceno.
No me consta que, como en el caso de su homónimo y no demasiado lejano castillo de la Riba de Santiuste, el castillo de Montuenga albergue el fantasma de alguna doncella encantada. El viento, que en ocasiones se cuela entre sus muros desguarnecidos con mayor o menor furor, sugiere lamentos, cuando no sollozos, que bien pudieran confundirse con las cuitas del fantasma de alguno de sus antiguos moradores. Pero salvo eso, el ladrido de los perros en el pueblo y el canto ocasional de las aves que lo sobrevuelan, el silencio y la soledad son los únicos validos de la morada que reciben al visitante.
Por otra parte, éste no deja de sentirse, peroyativamente hablando, dueño y señor; águila y vigía cuando se asoma a cualquiera de los numerosos huecos que el tiempo y el abandono han dejado entre sus muros y contempla pueblo y terreno sin fin a su alrededor. La vista, excepcional, lleva a un límite en que le produce vértigo, mientras, lo que a priori tomaba por un pequeño pueblo, parece haberse multiplicado por dos. Pero si esto le fascina, no menos fascinante le resulta contemplar la pequeña lagunilla, abajo, en el valle, sobre cuya forma circular los muñones del castillo se contemplan como si lo hicieran en la pulidad superficie de un espejo. Lejos de pensar en una leyenda asociada con una estrella caída; o quizás en un pequeño meteorito que dejara un cráter vaya Vd. a saber cuándo, la curiosidad induce a preguntarse si quizás eso no sea otro engañoso y peligroso pozo airón, de los muchos que hay en la provincia.
Sea como sea, poco importa; basta saber que contribuye a aumentar más la belleza, aún si cabe, a este marchito exponente que, junto con los castillos de Santa María de Huerta, Somaén, Aguilar y Jubera, formaba parte en el pasado de la llamada Línea Defensiva del Jalón.


video

4 comentarios:

Lima dijo...

Todavía no he tenido la decencia de pararme una vez en Montuenga, de donde me intriga el topónimo (que se repite en las provincias de Burgos y Segovia) y que pensaba que era de más reducido caserío de lo que se ve en tus imagenes. ¡Cuanta gente debio de vivir aqui en los buenos tiempos!

juancar347 dijo...

Es cierto, el pueblo engaña. Paseando entre sus calles no daba la impresión de ser tan grande. Ignoro de dónde viene el topónimo de Montuenga. Puede que por eso mismo de la repetición en otras provincias, se le haya añadido 'de Soria'. La zona del Jalón es realmente espectacular.

montuengadesoria dijo...

Recuerdo haber leido una vez que la palabra MONTUENGA, viene del nombre latino Mont/is y la rariz goda enga, que por consiguiente significaría: "Entrada al monte". ¿Será verdad?

Según el que suscribe, es más probable el origen latino de la palabra MONTUENGA (MONTE LONGO) o (MONTE ERGA). Esta última versión sería la más probable debido a que en un manuscrito del Convento de Las Clarisas de Rapariegos, pueblo situado al oeste de Montuenga y colindante con el mismo, allá por el siglo XIII se describe una tierra de una de las monjas en el camino de la villa de Monterga (Pio Bartolomé)

Me permito añadir una humilde nota a esta excelente información.
Como es facilmente entendible, y en este caso, la localidad de que se habla es otra Montuenga, situada en la provincia de Segovia, y, Rapariegos supongo sea el pueblo situado al oeste de la misma.
http://www.pueblos-espana.org/castilla+y+leon/segovia/rapariegos/ Editado por:
carlos llanos

juancar347 dijo...

Estimado Carlos, muchisimas gracias por la explicación. Tomo buena nota de ella. Un abrazo