martes, 18 de noviembre de 2008

El Espino

'Aunque el tesoro esté enterrado en tu casa, sólo lo descubrirás cuando te alejes'
[Paulo Coelho]


3

La ermita de la Virgen del Espinar
Se encuentra situada a las afueras del pueblo, algunos metros por encima de la carretera general que, serpenteando entre montes y colinas, recorre un extenso tramo de la ruta denominada 'de los torreones'. A través de ella, se puede acceder a las cercanías de las ruinas de San Adrián -ruinas que se piensa pertenecieron a una encomienda templaria y que desde el pueblo de El Espino se localizan en una pradera rodeada de robles- así como a la necrópolis celtíbero-visigoda de los Castillejos. No muy lejos, se encuentra también el despoblado de Masegoso, del que, al preguntar en el pueblo, lo primero que sale a relucir acerca de él, es la leyenda asociada de la pérfida mujer que envenenó las aguas, matando a todos los habitantes. Esta leyenda, no deja de constituir un elemento curioso, pues, coincidencia sospechosa, se localiza también en otra zona eminentemente templaria: Ucero y el entorno del Cañón del Río Lobos. En éste caso, referida al desaparecido pueblo de Valdecea. Hay, como digo, elementos coincidentes demasiado sospechosos como para pensar en una simple casualidad; dichos elementos, a saber, son los siguientes:
1º.- Ambos están ubicados en zona templaria.
2º.- Un despoblado y un pueblo desaparecido, sobre los que se basa similar leyenda.
3º.- Dos ermitas -las únicas en la provincia, me atrevería a decir- que están bajo la advocación de un santo con evidentes connotaciones esotéricas y muy querido por el Temple: San Bartolomé.
Por supuesto, la ermita de la Virgen del Espinar, se halla permanentemente cerrada. Y tal y como ocurre con la ermita de San Bartolomé, ubicada dentro del pueblo, su acceso al forastero es un auténtico reto.
Tampoco, en este caso, existen marcas o simbología alguna, a excepción de un escudo -situado por encima del pórtico de entrada- en el que se perfila, con toda nitidez, a pesar de la pintura blanca que lo recubre, un águila bicéfala.
Por el nombre, es previsible imaginar la importancia que puede tener la imagen -caso de continuar alli, o estar custodiada en cualquier otro lugar del pueblo- de la Virgen del Espinar. Baso tal afirmación, porque como tuve ocasión de comprobar, la zona no ha estado a salvo de los robos.
Por otra parte, me resulta muy curioso -cuando no inconcebible- el detalle de que Antonio Ruiz Vega, en el artículo de la revista Mundo Desconocido mencionado en anteriores entradas, no mencionara esta ermita, pues tal y como se ha hecho constar en el prólogo relativo a la ermita de San Bartolomé, el detalle es sumamente importante.
Poco más se puede decir de ella, sin la oportunidad de poder ver y estudiar su interior -que con toda probabilidad, es muy posible que guarde detalles de interés- a excepción de la 'curiosa' distribución pentagonal -he aquí un dato de vital trascendencia- que se observa en su estructura. ¿Estamos hablando de otra casualidad?. Me temo que no, independientemente de la fecha de construcción de la referida ermita, la cuál, en este preciso momento, ignoro. Habrá que esperar, no obstante, a la consecución de nuevos datos que arrojen alguna luz con la que comenzar a hacer nuevas conjeturas.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Juancarlos, hace dias que no podia entrar a tu blog. pues me gusta hacerlo cuando tengo tiempo para saborear lo que escribes y grabas.
Esta tarde he podido verlos tranquilamente los que me faltaban y como siempre encantado. Sobre todo me ha gustado mucho la historia del abuelo y el nieto en Sta Maria de Huerta.
Creo que ya te comente que los primeros monumentos nacionales de España que se nombraron al comienzo del Siglo pasado fueron al mismo tiempo: Sta Maria de Huerto, Los Arcos de S. Juan del Duero y el cerro de Numancia.
Ya ves vamos patras.
Saludos y buen fin de semana/Jose Maria

juancar347 dijo...

Gracias, José M. Me lo comentaste. Precisamente para eso estamos, para dar estos lugares a conocer y con la sana intención siempre de ir para delante. Mañana me desplazaré a tierras de Segovia en otro periplo que espero sea interesnte. Yo también te deseo un buen fin de semana.

koborron dijo...

Tengo más datos sobre iglesias y ermitas dedicadas a San Bartolomé, que seguramente querrás conocer en tus peregrinajes por estas tierras:
en la Tierra de Berlanga, la iglesia de Fuentetovar (que tambien se conoce como de San Pedro)
La de Valvenedizo, ayuntamiento de Retortillo
La románica de La Barbolla (Ayto. de Quintana Redonda)que visitó hace unos meses nuestro amigo Lima
Tambien las iglesias de Viana de Duero, Tardajos de Duero y Villabuena (desde Soria, N-122 hasta Carbonera y después carretera local. Creo que está en ruinas)
En ruinas está también la iglesia de San Bartolomé en Sarnago (Ayto. de San pedro Manrique) y las ermitas dedicadas al santo en Olvega (a unos kilometros en lo que era el despoblado de Culdegallinas; en El Royo y en Arancón.
Y también tengo registrado un despoblado cerca de Castilfrio de la Sierra, que se llamaba Sotillo de San Bartolomé, donde creo que también hay restos de una ermita.
Salud y buen camino.
JK

juancar347 dijo...

No sabes cuánto te agradezco la información, JK. En efecto, me gustaría hacer un estudio de ellas y buscar relaciones entre sí. Serán rutas a considerar en mis próximos desplazamientos. Un abrazo