miércoles, 18 de febrero de 2009

Hacia San Pedro Manrique por la Ruta de los Torreones: Magaña, castillo

El castillo de Magaña, situado sobre un cerro sobre el valle del río Alhama, es uno de los más importantes de la provincia de Soria, y aunque parcialmente conservado -recordemos que el tiempo no pasa en balde y la acción del hombre tampoco- aún conserva una estética digna de respeto y admiración. La pista sobre sus orígenes, la encontramos en su torreón, de origen beréber y como, por ejemplo, el de la cercana población de Trébago, su primitiva función resulta inequívoca, remontándose su antigüedad al periodo comprendido entre los siglos IX y XI. Sus muros, pues, conocieron, según parece, el paso de los ejércitos de uno de los más grandes y respetados caudillos árabes de aquéllos tiempos, y de hecho, no en balde considerado como el azote de los reinos cristianos: Almanzor.
Aunque datado en el siglo XV, parece evidente que los dos recintos amurallados, así como los torreones defensivos fueron añadiéndose con el tiempo, conociendo moradores ilustres. Por ejemplo, se sabe que Alfonso VIII estuvo allí en junio de 1181, y que en el siglo XV -siglo oficial de datación- tanto el castillo como el Señorío de la Tierra y Villa de Magaña -agrupaba a numerosos pueblos de los alrededores- perteneció a una de las figuras más enigmáticas y legendarias de dicho periodo de la Historia de España: el condestable de Castilla, Don Álvaro de Luna, valido del rey Juan II. Otros dueños ilustres, fueron los Duques de Alba y el Marqués de Vadillo.


video

No hay comentarios: