sábado, 14 de junio de 2008

Que son cinco días...


Como dice el cantar popular, 'son cinco días'. Quedan algunos más, pero la cuenta atrás ya ha comenzado. Todo está listo para recibir, con todo lujo de detalles y alegría, la proximidad de las Fiestas de San Juan. Y aunque ayer Soria era una ciudad apacible, tranquila y poco menos que desierta a las cuatro de la tarde, no costaba darse cuenta de que, cuál bomba de relojería, está a punto de estallar.

Tal vez por eso, el Parque Alameda de Cervantes estaba en silencio, con algún que otro paseante; algún afortunado, durmiendo plácidamente la siesta tumbado en el mullido colchón de césped; alguna que otra pareja dedicada a sus labores en los bancos más discretos...y por supuesto, el paisano que, ganándose el corazón de las palomas a base de migajas de pan, permanecía por completo ajeno al mundo.

Pero serán estos escenarios, fieles a una tradición que se perpetúa a lo largo de los años, donde, en poco más de una semana, la charanga, la fiesta y el alboroto conviertan a la capital de la provincia en un auténtico polvorín.

Un año más, una ciudad espera impaciente la llegada de sus fiestas más populares y bulliciosas: las Fiestas de San Juan.

No lo olvidéis, porque cuando finalicen esos cinco días, ya sólo se cantará con pena el tradicional 'Adiós, adiós San Juan'.


video

No hay comentarios: