domingo, 8 de junio de 2008

Tradiciones Mágicas: la noche de San Juan en el Cañón del Río Lobos


Se aproxima la noche más mágica del año, la Noche de San Juan; precisamente aquélla que marca, acompañada de multitud de ritos y festejos populares, la llegada del solsticio de verano. Cultos ancestrales, mitos, leyendas, tradiciones y sobre todo magia, mucha magia, se dan cita en un acontecimiento que hace que el fervor popular se perpetúe año tras año, rememorando algo cuya originalidad, posiblemente, se haya perdido en esos rincones, oscuros y secretos, que la Historia parece guardar con un celo especial, y a los que apenas permite escudriñar.
Soria se engalana para recibir, un año más, a los 'Sanjuanes', esa fiesta querida y popular, cuya idiosincracia, no me cabe duda, ha traspasado fronteras, siendo numerosos los visitantes foráneos que, llenos de júbilo y expectación, se dan cita en la capital para saborear, otra vez, un dulce cargado con la miel más sabrosa de la tradición. No en vano, se les denomina, también, como 'los pequeños sanfermines'.
¿Pero qué ocurre en otros lugares de la provincia?. Ayer sin ir más lejos, de regreso de mi segunda aventura por un lugar especial, como es Caracena y su entorno, no pude dejar pasar la ocasión -aprovechando el espléndido día que hizo- de acercarme una vez más hasta el entorno del Cañón del Río Lobos y poner a prueba mi habilidad deductiva en el interior de su recinto más sagrado: la ermita de San Bartolomé. Naturalmente, como en multitud de ocasiones anteriores, regresé a Madrid derrotado, aunque rico en experiencias. Soy consciente, que las respuestas que espero conseguir, llegarán, si cabe, en el futuro, y que la mejor herramienta de la que dispongo para obtenerlas, no es otra que la observación y la perseverancia.
Últimamente, cada vez que voy, aprovecho para conversar un rato con Eric, el guía que actualmente viene prestando sus servicios desde Semana Santa, con el que me une -al igual que con su madre- un cierto grado de amistad, del que me siento, evidentemente, orgulloso. Sus conocimientos del entorno son bastante más que notables, así como la paciencia y la generosidad que tiene para compartirlos con propios y extraños.
Posiblemente, para muchos de vosotros, los comentarios que escuchéis durante los dos minutos, más o menos, que dura el presente vídeo, os sean de sobra conocidos. Pero pienso que este blog estaría incompleto si, habiéndolos conseguido de primera mano, no los pusiera a disposición de todo aquél que tenga a bien pasearse por él.
Queridos amigos: San Juan se acerca y la Magia también. Preparaos, pues, para la Renovación -pues creo que en eso precisamente consiste- y quemando en las hogueras todo aquello que os haya parecido nocivo y desechable, pedir, cuando menos, un deseo. ¡Quién sabe!. ¿Y si se cumple?.
Aunque anticipadamente, ¡feliz noche de San Juan a todos!.


No hay comentarios: