miércoles, 22 de octubre de 2008

Avanzan los trabajos de restauración en la iglesia de la Virgen del Rivero

'Las pinturas murales románicas no son imágenes aisladas, sino parte de un folio cromático que cubre todo el interior de la iglesia, a la que también pertenece el engarce polícromo de la arquitectura. Apenas unos pocos conjuntos transmiten hoy en día esta impresión de unidad' (Otto Demus, 1968)'.
[Norbert Wolf: 'Arte románico', Editorial Taschen, 2007]



{}



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando yo era niño toda la iglesia por dentro estaba dada de yeso y no se veia ninguna de las pinturas, por aquella epoca aparecieron las primeras en un lateral, y estas del techo son muy posteriores.
Menos mal que se paso la moda de recubrir todo con yeso y ahora se ha vuelto a descubrir la piedra y las pinturas, pues nos perdiamos lo mejor del romanico.
Jose Maria

juancar347 dijo...

Es cierto. En mi aún escasa experiencia sobre el tema de la pintura románica -que no en visitar iglesias de tal índole- estoy seguro de que prácticamente en todas encontraríamos unos frescos extraordinarios, con sólo arañar el yeso de las paredes. A este respecto, son muchas las que están saliendo a la luz. El yeso se daba para contrarrestar los terribles efectos de la peste.